“Tu basura es mi fortuna”

© Pablo Casacuevas 2015

 

Colaboradores de este número.

Dolors Molas

Artista visual y educadora. Sus obras exploran el mundo del arte y sus relaciones con la sociedad actual. 

Antonio Luque

Artista visual y co-director de La Grey. En sus obras explora la manipulación de los medios de información. 

www.antonioluqueavila.com

Editorial: El infierno de la distopía

Pieza adjunta a Corpus Delicti 2: “2016” de Onofre Bachiller

Thomas Keis

Ebanista con reconocimiento “Die Gute Form” por la Academia de Arte y Diseño de Munich. Fotógrafo independiente en Publishing MeV

Ha realizado diversas exposiciones individuales y colectivas, en Barcelona, Augsburgo, Murcia, Paris y Berga entre otras.

www.thomaskeis.de

Articulo: Negre

Carlos Pina

Performer, músico y artista visual. El eje central de su trabajo es la politización de la propia vida, abordando temas que van desde la terapia hasta el entorno inmediato, pasando por la memoria personal y colectiva hasta el marco histórico y geopolítico global. Actualmente trabaja en torno a la politización del cuerpo.

www.carlos-pina.stidna.org

Artículo: Papel mojado

Lídia Porcar

Artista visual. Tiene una larga trayectoria en el campo de las artes visuales. 

https://lidiaporcar.blogspot.com/

Artículo: Drink me /// Not Poison

Adriana Valdéz

Historiadora del arte y gestora de proyectos culturales. Su trabajo se centra en el espacio público y el arte comunitario.

Cheaters' Collective

Presentan un trabajo que se encuentra a caballo del apropicionismo y la obra de carácter social y de denuncia, utilizando el “truco”, como simulación de la realidad para llevar al espectador a su terreno, donde lo mostrado se convierte en una verdad amparada por conceptos fácilmente asumible por el público.

www.cheaterscollective.com

Artículo: Arreglos Montoya

Màrius Domingo

Crític d’art i comissari independent. Membre de l’equip de redacció de la revista Artiga i col·laborador de Bonart.

www.mariusdomingo.com

altacapa05@gmail.com

Pablo Casacuevas

Fotógrafo mexicano, trabaja en series de una gran contundencia visual con una enorme carga poética. 

http://casacuevas.blogspot.com/

Imagen de portada

 

Articulo: Tu basura es mi fortuna

Escampaolis

Escampaolis (Adrià Ratés Caparrós) joven de 21 años nacido en un pueblo de Cataluña. Actualmente estudié en la escuela de arte y diseño de Tarragona y tengo el bachillerato artístico, en mi tiempo libre una de las cosas que hago son estos gifs absurdos y sin sentido. 

https://escampaolis.tumblr.com/

Michael Kirkegaard

Sus trabajos a lo largo de los años varían ampliamente en el uso de diferentes medios y materiales, desde escultura hasta video, fotografía, sonido, performance y grandes instalaciones multimedia de carácter político.

https://michaelkirkegaard.wordpress.com/

Artículo:  TV Directo

Àngel Pomerol

Artista multidisciplinar, eterno principiante.

www.angelpomerol.com

Onofre Bachiller

Fotógrafo, trabaja sobre la dicotomía público/privado en relación a las distintas redes sociales, impuestas o voluntarias que se crean alrededor de nuestro recorrido vital y administran nuestra supervivencia.

www.onofrebachiller.com

Pieza adjunta a Corpus Delicti 2: “2016”

 

EL INFIERNO DE LA DISTOPÍA

 

No sé hasta que punto nuestra sociedad es real o está inmersa en una distopía global de alcance inabarcable. Hemos superado la ciencia ficción, ¿como podremos encarar el futuro ahora? El poder de los medios es rabioso, nos arrastra en un remolino hacia aguas turbulentas de las que es muy difícil salir, todo es creíble y a la vez todo tiene un viso de falsedad y mentira.

 

Quizás, lo peor de todo ello, es que nosotros mismos nos hemos amoldado al desenfreno de esta sociedad televisada, emitiendo nuestra vida en directo y colaborando en la difusión de la telebasura. Nos hemos convertido en cámaras locos con una necesidad enfermiza de divulgar nuestra vida y unos espías  observando la de los demás. Y lo peor es que en este devenir absurdo creemos que todo lo que vemos es cierto y por lo tanto, lo certificamos como tal. 

 

Pero, esta psicopatía que padece la sociedad de la que formamos parte, también nos lleva a la desconfianza, a inventarnos enemigos donde no los hay, a recrearnos en las maldades del “otro”; haciendo que cada vez estemos más solos, más alejados del resto a pesar de que nos creamos formar parte de una mentalidad humana universal, mientras somos más individualistas y menos curiosos.

 

Hemos matado al homo sapiens y nos hemos internado en el mundo del homo stercore, y ya no podemos volver atrás. Nos alimentamos de basura para mantenernos activos, y para creernos más intelectuales, y mientras somos también productores de esa misma basura que tragamos. El hombre pensante y de espíritu crítico va desapareciendo a pasos agigantados en esta sociedad hipervigilada, tragado por la vorágine de las pantallas y las cámaras. Cualquier mal paso que demos será nuestra perdición. Solo podremos sobrevivir por un corto espacio de tiempo si nos deshacemos de esta tecnología inmersiva y nos alejamos de nuestra civilización decadente. Llegados hasta ese punto, estoy seguro que muchos regresaríamos gritando “bendita distopía” ,y nos deprimiremos en este infierno volviendo a ser observadores y observados. Compartiendo nuestra mierda de televida con el mundo, y creyendo, con un ego desbordado, que lo nuestro es único y mejor que lo de los demás. 

Antonio Luque

 

Només la veritat és revolucionària

Dolors Molas

 

Negre

Thomas Keis

Cada día mil millones de personas dejan voluntariamente paralizar y manipular su propia imaginación delante de una pantalla. Es un robo lento, no visible, pero silente. ¿Cuáles son las consecuencias, teniendo en cuenta que la imaginación es creatividad, talento y capacidad?

Papel mojado.

Carlos Pina

 

“La productividad moderna reduce el costo de la reproducción mecánica y aumenta el costo de la reproducción socrática. […] Ante la disyuntiva de tener tiempo o cosas, hemos optado por tener cosas. Hoy, es un lujo leer a Sócrates, no por el costo de los libros, sino del tiempo escaso. Hoy, la conversación inteligente, el ocio contemplativo, cuestan infinitamente más que acumular tesoros culturales.”

 

Gabriel Zaid, Los demasiados libros. Anagrama, 1996

La sociedad oferente -millones de ofertas más o menos diferenciables- necesita cada día llamar más la atención sobre aquello que se nos ofrece como receptores -millones de individualidades aisladas-. Servicios, ocio, necesidades, reivindicaciones, gritos desesperados, marcas de identidad,... Todo se ofrece en la calle a través de papeles pegados en el mobiliario urbano, repartidos en mano y después tirados al suelo... Las inclemencias del tiempo, los servicios de limpieza, un papel pegado encima, malogran o esconden estos papeles que nos ofrecían el mundo entero y ya sólo quedan los restos, casi ilegibles, de los paraísos prometidos, de las protestas enrabiadas, de los animales perdidos, de los pisos en venta,... Papel tirado, que no sirve para nada, que ya no dice nada, que ya no es nada. Y entonces se reactiva la espiral, otra vez se renuevan ofertas, nuevas y viejas, un inacabable diálogo mudo entre carteles: un cantante de Casablanca actúa próximamente, en la academia de la esquina, puedes aprender alemán y se hacen mudanzas económicas. Mañana quizás ya no estarán los carteles. Papeles, papeles y más papeles,... Como las ofertas, como nosotros, millones de papeles que ya no mira nadie, como cartas anónimas sin destinatario, inútiles, pero que vuelven una y otra vez a aparecer. Pegatinas en las cerraduras, ¿qué cerrajero escogeré de entre las docenas que se anuncian? Para que la rueda no deje de girar, cada día tienen que aparecer más papeles. Diarios gratuitos, los buscas camino del metro y no los encuentras; un día, ves que en el asiento de al lado hay uno viajando como un pasajero más. No lo coges, no sabes quién lo habrá tenido entre sus manos. Un día te decides y lo coges, pasas rápidamente las hojas, ¡para tan poco contenido no hacía falta gastar papel! Papel derrochado, papel inútil, que acabará en el suelo, en la basura o, con suerte, en el contenedor azul. Dos chicos o chicas jóvenes repartiendo propaganda en el metro, todo el mundo la coge y la tira en la primera papelera. ¿Todo el mundo? No, los hay que no tienen paciencia para esperar a la papelera. ¿Qué ha hecho el papel para merecer el suelo? ¿O quizás no sería mejor preguntarse el por qué de este gasto de papel? Si estamos en el metro, ¿necesitamos un folleto para explicarnos cómo se va en metro? Esta comunidad no admite publicidad, y a pesar de todo los buzones están llenos, ¿cómo estarían si la admitiera? Papel, papel, tirar papel por nada. De repente, una calle empapelada con poemas medio rasgados, poesía en papel tirada al vacío. Reivindicaciones, queremos..., no a..., libertad para..., carteles medio arrancados, pegatinas decoloradas. ¿Se consiguió? Me temo que no... Papel mojado.

Este trabajo en proceso empezó en el 2007 como reportaje fotográfico. El concepto básico era ir recogiendo imágenes de papeles, carteles, pegatinas, diarios, etc., medio arrancados o tirados por el suelo en la ciudad, tanto de Barcelona como de otros lugares por donde iba. Los contenidos eran fundamentalmente, aunque no exclusivamente, de cariz reivindicativo, y fotografiarlos medio arrancados o echados a perder, era un tipo de metáfora de cómo aquellas reivindicaciones, y las promesas que podrían haberse recibido a cambio, eran papel mojado, una visión cínica pero bastante realista de la realidad cotidiana.

 

Posteriormente, otras temáticas se añadieron al reportaje. Por un lado, fruto de mi interés por la memoria histórica, había sido documentarme sobre determinados aspectos de la guerra civil española -un tema que me interesa a nivel personal-, y contaba con fotografías de libros, del centro de estudios de la batalla del Ebro y del pueblo viejo de Corbera d’Ebre, entre otros. Las expectativas que levantó la Ley de la Memoria Histórica y la posterior decepción que causó su formulación, hicieron decidirme a incorporar estas imágenes dentro de estos “papeles mojados”.

 

Más adelante, se añadieron fotografías de diarios, de espacios y de objetos, de estantes de libros en diferentes bibliotecas, fotografías de todo tipo de papeles en las vías públicas... Siempre con esta idea del exceso y la efimeridad de la información, otro de los temas que he trabajado en el pasado.

 

Se hicieron más de 3.800 fotografías de esta parte del proyecto, antes de la selección. La cámara utilizada es una cámara digital de gama baja, una Nikon L10. Dado que la intención de este reportaje era ir captando las imágenes encontradas en cualquier momento, quería una cámara sencilla y que pudiera llevar encima en todo momento. La opción por la baja tecnología es una constante en mi trabajo y esta cámara cumplía todos los requisitos.

Esta parte se planteaba como una última revisitación a mi archivo de diarios y otra documentación que conservaba. La documentación estaba guardada en 9 cajas de 37 x 24 x 18 cm, que contenían diarios, papeles, libros, flyers, postales e invitaciones a exposiciones, anotaciones manuscritas, DVDs y algún vídeo. Las temáticas eran diversas, desde política internacional, cultura, y otros temas que en su momento me interesaban lo suficiente como para conservarlos. El material estaba datado entre principios de los 90 y la actualidad, aunque había algún material más antiguo, como una colección de libritos sobre política que conservaba desde el año 77-78.

 

La primera parte del proceso consistía en hacer el registro fotográfico de todos y cada uno de los documentos conservados. Esta parte se planteaba como una performance que podía ser realizada tanto a puerta cerrada como con la presencia de otras personas, a quienes iría explicando qué representaban los diferentes materiales, lo que eran, su contexto, por qué los estuve guardando tanto de tiempo, etc, o contestar a sus preguntas; quizás podría conservar alguno de ellos, si me interesara, justificándolo; también los asistentes podrían quedarse alguno, si lo deseaban y explicaran el porqué –de aquí la idea de presentarla irónicamente como “taller de reciclaje conceptual”-, todo esto con una intención performática. Una parte de los documentos ha sido reciclada después de ser fotografiada, y otra parte ha sido intervenida performáticamente.

 

Los cambios de las fisonomía del estudio también se documentaron fotográficamente.

 

La performance estaba planteada de tal manera que era a la vez un fin y un medio. Un fin como performance duracional a lo largo del tiempo, que podía ser visitada por el público en diferentes momentos, y un medio para generar la documentación fotográfica que se utilizaría en una fase posterior del proyecto.

Drink me /// not poison

Lídia Porcar

 

Un becari de Bank of America a Londres mor després de treballar 72 hores seguides. 

 

Segons el diari “The Independent” el jove alemany de 21 anys, va ser trobat a la dutxa després de 3 dies de feina fins a les 6 del matí.

 

Moritz Erhardt era un estudiant alemany d’intercanvi que estudiava a la Universitat de Michigan i ha mort set dies abans de finalitzar la beca a la seu londinenca del banc americà.

 

Diari Ara. 20/8/2013

El anillo de la discordia

Adriana Váldez

 

Luis Barragán (1902-1988) es uno de los íconos y referencias mexicanas que más aportaron a la arquitectura del siglo XX, siendo el único de esta nacionalidad en ganar el Premio Pritzker. Es indudable el valor de sus obras, sin embargo, a partir del 2015 su figura se vio envuelta involuntariamente en una polémica que nos ha hecho cuestionar la función del arte contemporáneo, sus implicaciones éticas y políticas, los valores y manejo del patrimonio nacional, las voces de la crítica cultural a nivel mediático, e incluso las voluntades de un finado.

 

Toda buena historia tiene algo de romántica: Federica Zanco, que es la directora de la Fundación Barragán en Basilea, Suiza, es quien custodia, preserva y estudia el archivo del arquitecto. Dicho archivo, lo recibió como regalo de compromiso de parte de quien en ese momento era su novio, por ser gran admiradora de la obra de Barragán. Otra gran admiradora es la artista Jill Magid, quien intentó consultar ese archivo pero le fue negado el acceso. Rechazada e impresionada por el grado de hermetismo para conocer el archivo, que originalmente el arquitecto quería que estuviera abierto al público, convenció a algunos familiares de Barragán e hizo las gestiones correspondientes para exhumar los restos mortuorios de la Rotonda de los Hombres Ilustres de Jalisco en el año 2015, extrajo un cuarto de las cenizas y con ellas mandó hacer un diamante azul montado en un anillo. Su propuesta era intercambiar con Federica Zanco el anillo (anillo de compromiso) que literalmente es un trozo de Luis Barragán por el archivo e intentar devolverlo a México. La propuesta fue rechazada. 

 

Una carta siempre llega a su destino, Los archivos de Barragán es el título de la muestra curada de Jill Magid que se presentó en 2017 en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) en la Ciudad de México. Aunque se ha presentado con anterioridad en otros países, en México ha tocado fibras muy sensibles y ha puesto muchas cuestiones sobre la mesa: en primer lugar por el tratamiento que se le ha dado a los restos mortuorios de alguien tan significativo para el país, y que en cierto modo lo convierten en mercancía de cambio, por otro lado está la profanación de una tumba y las inconsistencias de los trámites burocráticos para disponer de bienes patrimoniales de México, sobre todo por parte de extranjeros. 

 

Más allá de las implicaciones éticas y de las opiniones encontradas que pululan en los medios de comunicación, la obra de Jill Magid y el modo en como el MUAC se ha enfrentado a la crítica son una demostración del poder y la función del arte contemporáneo. Es común que se diga que el arte sirve para hacernos reflexionar, para reflejar las realidades, para alzar la voz acerca de lo que ocurre en nuestro entorno, pero me pregunto ¿Cuántas piezas realmente hacen eso? En este caso, La propuesta ha puesto de cabeza la escena cultural en México, ha abierto debates y nos ha recordado que tenemos un patrimonio que nos interesa y del que estamos orgullosos. Sin embargo, sería interesante que si algún día Federica Zanco acepta la propuesta, que México realmente pueda asumir la responsabilidad y tenga la capacidad de preservar, investigar y poner al servicio de la gente el archivo. 

 

No me quiero posicionar a favor o en contra de la situación en torno a Barragán, pero agradezco que el anillo haya generado diálogos y preguntas necesarias, las cuales ojala no se hayan enfriado después de terminada la exposición. Esta experiencia tan polémica no puede ser tan sólo el resultado de que un par de extranjeras hirieron el orgullo mexicano, sino que también deberá servir para tomar cartas en el asunto y voltear al ver los archivos de artistas que hay en México y que no se están trabajando, para hacernos cargo de nuestro patrimonio cultural y escuchar lo que está pidiendo el arte contemporáneo a gritos.

 

México, 2018

Arreglos Montoya

Cheaters' Collective

 
 

En dues paraules: im-pressionant, o com va dir Lola Flores, ¡Si me queréis irse!

Màrius Domingo

NOTES

(1) First Dates, programa de telerealitat britànic emès per primera vegada al Channel 4 el 20 de juny del 2013. A Espanya el va començà a emetre el canal Cuatro el 17 de abril de 2016.

(2) Got Talent és un programa de TV britànic que va començar a transmetre’s per ITV el 2005, convertint-se ràpidament en un èxit. El reality ja té més de 50 versions a tot el món.

(3) Gran Hermano és un programa de telerealitat emès a Espanya des del 23 d’abril de 2000. El nom del programa ve de l’obra de George Orwell, l’ull que tot ho veu al llibre 1984 és equiparable a les càmeres que segueixen els concursants.

(4) La Voz és un concurs de televisió musical espanyol que és emès a Telecinco des del 19 de setembre de 2012.

(5) No cal inventar res, consulteu “Kitsch y cultura de masas” en el llibre d’Umberto Eco Apocalipticos e integrats (Ed. Lumen, 1968), o “Notas sobre lo camp” en Contra la interpretación de Susan Sontang (Ed. Alfaguara, 1996).

(6) Però a vegades, com afirma Richard H. Thaler i Cass R. Sunstein en Un pequeño empujón (Nudge). El impulso que necesitas para tomar mejores decisiones en salud, dinero y felicidad (Ed. Taurus, 2005) només ens cal justament això, una petita empenta

(7) Extret de Louis Malle (1992) Malle on Malle, Faber & Faber, Londres.

(8) Recorded live in Paris, March 1960. Miles Davis: trumpet, John Coltrane: tenor saxophone, Wynton Kelly: piano, Jimmy Cobb: drums, Paul Chambers: bass; Composition: Cole Porter

Diponible en https://www.youtube.com/watch?v=T0TZGvFv0Ew

(9) Ja ho va posar de manifest Jordi Costa, comissari de Cultura porqueria, una espeologia del gust, en l’exposició que es va fer al CCCB entre el 20 de maig al 31 d’agost de 2002,  amb un  catàleg que considero imprescindible.

Jo sóc d’aficions clàssiques, ja sabeu: la lectura, l’esport, anar al cinema, el jazz. Les coses de tota la vida. Val, podem afegir “anar a exposicions i museus” que sempre he pensat que em dona un cert toc sofisticat i cultureta. Si tingués algun  talent especial, com ara tocar el piano o jugar a hoquei, el posaria immediatament entre els meus hobbies. El pàdel no compta. Ni tampoc ser soci del Nàstic, ho sento. Res a veure amb la xica que en el programa Firts Dates (1) explica les seves aficions: les xarxes socials i fer-se selfies. L’emparellen amb un noi del que ens diuen que va ser semifinalista en Got Talent UK 2012 (2), però no ens expliquen en quin apartat competia. M’he perdut alguna cosa? Potser hi ha una realitat paral·lela. Un món molt especial en què els seus habitants mesuren els anys en GH, l’acrònim del programa Gran Hermano (3) del que portem ja 17 temporades, la primera l’any 2000, que correspon a l’any GH1. En el currículum dels habitants d’aquest planeta podem llegir: va participar en GH9 i en La Voz 2014 (4). Aquest món té també un circuit Grand Slam, encapçalat per Eurovisió, un horari de mitja tarda i matinada per a insomnes, amb moments estel·lars en prime time. I naturalment els seus mediadors que actuen de sacerdots, alguns extraordinàriament populars, com ara Belen Estevan, que fins i tot va encapçalar les llistes electorals d’un partit polític, quan encara els partits de tall clàssic s’emportaven ascons i cadires, en això la telerealitat –com en altres coses: els nous models de relacions personals- es va avançar cent quilòmetres. 

Clar que tampoc som especialment originals, en un viatge recent a França, mirant la TV, descobreixo que els talent show que segueixo a casa també els fan als principals canals francesos, fins i tot idèntics platós i el mateix repartiment de papers entre els membres del jurat, amb binomis clàssics: poli bo - poli dolent, paritat homes dones, estrelles reciclades i el nou star system provinent d’altres concursos. I entre els concursants gent de totes les edats, tendències sexuals, de diferents comunitats autònomes. No pot faltar el de “llàgrima fàcil”, “l’antipàtic”, el concursant “cuqui”... En el càsting és fonamental poder satisfer a tota l’audiència. El color dominant és el vermell, els personatges entren i surten del plató en qualsevol moment i és fàcil que cridin, riguin o es posin a plorar (5), això sí, ens agraden les idees senzilles i poc racionals, i a l’hora de fer la tria (TV2?), en la solitud del sofà, aparentment ningú ens diu que tenim que veure (6).

 

I després, gran descobriment, arriben els canals temàtics, amb continguts generats als USA, però que ben aviat estaran protagonitzats per gent corrent de casa nostra: la família que busca una minicasa, perdre 100 kg de pes en 100 dies, operacions d’estètica que cal arreglar, de professió caça subhastes, el meu casament, el meu divorci. Això tampoc és totalment nou. Aquí hem tingut programes amb força glamur, com ara Las casas de los ricos, o Quien vive ahí?, amb la delirant resposta de la parella rica i famosa de torn, després d’ensenyar la seva mansió, i meravellar-nos pels Tàpies de les parets i els Ferrari del garatge li pregunten per l’absència de llibres. La resposta de la parella rica i famosa és una delícia: “perdone señorita, es que nosotros somos ricos de verdad”.

 

A vegades hi ha coses que no m’agraden però em produeixen una estranya fascinació. Això em passa amb les corrides de toros i amb Twitter. Després el sentiment es transforma en indiferència. És el que em va passar amb Facebook o amb el cub de Rubik. 

 

Però tot evoluciona, fins i tot jo que com deia sóc d’aficions clàssiques. L’any 1954 el director de cinema Louis Malle va estrenar Les amants. En la pel·lícula Jeanne Moreau és Jeanne Tournier, una dona burgesa casada amb un respectable director de diari, amb qui té una filla petita. Malle ens descriu la vida tranquil·la i confortable de Jeanne a Dijon i les suggerents relacions sentimentals que manté fora del  matrimoni, que finalment la porten a deixar la seva família. Les amants  va suposar un cert escàndol  en l’època, en algunes ciutats dels Estats Units va ser prohibida. El propietari d’un cinema de Cleveland va ser declarat culpable d’obscenitat per exhibir Les amants, el cas va arribar fins el tribunal suprem que va dictar sentència l’any 1963, fent que el jutge Potter Stewart realitzes la seva famosa afirmació a propòsit de la pornografia segons la qual és difícil definir-la, però “quan la veig, sé què és, i la pel·lícula implicada en aquest procés no ho és” (7). Sempre que parlem de “cultura porqueria” em ve al cap la definició de Potter Stewart i tinc la sensació que el punt de vista de l’observador és determinant a l’hora de treure conclusions, potser el que ara veiem com a “cultura porqueria” serà en un futur alta cultura, cultura popular o simplement cultura sense adjectius. Penso en l’esbroncada que va rebre John Coltrane durant un celebrat concert en la sala Olympia de París, amb Miles Davis (8). Era l’any 1960 i el públic —molt entès i expert— que omplia la sala no va entendre la innovació que suposaven 14 minuts d’improvisació. Coltrane estava posant les bases del jazz contemporani i revolucionant el panorama musical imperant que es basava en la reproducció estandarditzada sense que l’atzar es pogués considerar. En les arts plàstiques feia cent anys que la improvisació havia esborrat el posat clàssic. 

 

Això diu molt de la “cultura porqueria” (9). El cas és que els que som realment frikies adorem les coses estranyes i minoritàries. Els comentaris marginals del The New York Review of Books, la poesia romàntica anglesa amb notes a peu de pàgina, i en general tots el llibres que tenen moltes notes a peu de pàgina (10), els grups de discogràfiques locals rares, el hoquei sobre gel, el canal de televisió per cable TNT. Quan el nostre escriptor favorit escala llocs en les llistes de best sellers fugim espantats. No ens agrada la multitud. Com deia Lola Flores: ¡si me quéreis irse!

 

Tu basura es mi fortuna

Pablo Casacuevas

© Rubén Perdomo

La cultura del úsese y tírese, la falta de educación ambiental, el consumismo desmedido, los productos de mala calidad, los decesos y mudanzas… familias, industrias y gobiernos, generan una cantidad de basura inmensa.

En su mayoría, los basureros urbanos siguen siendo un solo recipiente para todos los desperdicios, materiales y orgánicos.  Todo acumulado, revuelto y confundido. La mayoría de los desechos se comprimen y entierran sin distinción. Una gran parte, cada vez más, se recicla –aluminio, cobre, plástico, vidrio, papel y cartón, madera–.

Y una minúscula cantidad se reutiliza y se revalora, convirtiéndose en tesoros encontrados entre montañas de basura. Desperdicios que se pueden comer, revender, reutilizar, o simplemente redecorar, o bien, ser una cháchara más. El  trabajo del recogedor, del pepenador, es tan numeroso y antiguo, que es toda una especialización separar y avistar, con una sensibilidad de “sabueso”, desarrollada por años, por generaciones.  

 

Estos seres colectores son inmunes y resistentes a la mayoría de los microrganismos de la sociedad actual; han desarrollado sus defensas, muchos desde niños.

 

Las comunidades de pepenadores que viven en los basureros son micro-ciudades con estructuras socio-económicas autónomas. Tienen códigos de convivencia directos y primarios, donde cada quien gana de acuerdo a sus aptitudes… Unos 300 pesos es lo mínimo que se pueden llevar en un día… Y siempre con la esperanza de “pegarle al gordo”, al encontrar entre los despojos la maleta con miles de pesos (historias ciertas, dicen algunos) o, por lo menos, una esclava de oro.

Cultura colectiva digital / Digital Collective Culture

Escampaolis

 

© Rosa Brugat

La relación surge debido a la gran cantidad de información e imágenes que están colgadas en internet. Escojo de forma aleatoria. Recopilo una serie de imágenes que después podré convertir en formato gif, y darles el grado de absurdidad que ellas mismas consiguen estando juntas. De alguna manera es una forma de criticar la gran cantidad de información no útil que representa a nuestra sociedad. La absurdidad en la que aceptamos lo que queremos, y no queremos saber si nos importan unas cosas u otras. ¿Al final quién es más feliz, el que menos sabe o el que más se da cuenta de lo que esta pasando?

TV Directo

Michael Kirkegaard

 
1/3
 

TV waste - Who is actually looking at who? As a young art student in 1972 I visited in Denmark in the countryside, an elderly lady in a almost abandoned grocery shop. When I was about to leave she looked seriously at me and told me two things I should know: First, that she at full moon could see the waste containers of urine that the astronauts at lunar landing in 1969, had left on the lunar surface. But most important was, that I, when I had finished watching television and did not use my TV had to remember to turn the screen toward the wall, as she very seriously told me: They can see you. This last statement from 1972 is today perhaps not so distant a thought or reality, but apart from this creepy technical possibility, it may also be appropriate to question most of the programs being produced today for TV, under the title REALETY SHOWS, a concept about watching each other and participate in everyday situations. The camera in function as a kind of hidden camera, a voyeur. So in this “selfie” culture it is not only on photo the camera is turned against ourselfs and the boring familiarity and disclosure of what really should be people’s privacy. With this TV time waste one can really be uncertain who is looking at who. TV DIRECT is 3 black and white photos taken of an old TV Montor where the picture rolls out of sync. 3 photos printed on transparent foil 1 x 1 meter. 3 photos without opportunity to turn the screen toward the wall.

TV basura- ¿Realmente quién ve a quién? En 1972, cuando aún yo era un joven estudiante de arte, durante una visita a un pequeño pueblo de Dinamarca entré en una tienda de comestibles casi abandonada que regentaba una señora mayor. Cuando estaba a punto de irme ella me miró fijamente y muy seria me contó dos cosas que debía saber: primero, que ella en luna llena podía ver los depósitos de orina que dejaron los astronautas sobre la  superficie lunar en el aterrizaje de 1969, y segundo, lo más importante, me aconsejaba que cuando yo terminara de ver la televisión, y aún estando apagada, recordara siempre girar la pantalla hacia la pared; como muy seriamente me advirtió: “Pueden verte”. Esta última afirmación de 1972, quizás no es hoy una idea o realidad tan lejana. Pero aparte de esta espeluznante posibilidad técnica, también puede ser apropiado cuestionar la mayoría de los programas que se están produciendo hoy en día para la televisión, los llamados REALETY SHOWS construidos sobre el concepto de mirarse y participar en situaciones cotidianas. La cámara funciona como una especie de cámara oculta- voyeur. En esta cultura “selfie” no es sólo la foto sino la cámara que se vuelve contra nosotros mismos, y la aburrida familiaridad y revelación de lo que realmente debe ser la privacidad de las personas. Con este desperdicio de tiempo de TV, realmente no se puede estar seguro de quién está viendo a quién. TV DIRECTO son 3 fotografías en blanco y negro tomadas de una vieja pantalla de televisión donde la imagen se desliza fuera de Sincronización. 3 fotos impresas en papel transparente de 1 x 1 metro. 3 fotos sin oportunidad para girar la pantalla contra la pared.

Fem una pausa i tornem

Àngel Pomerol

“Pel seu to lleuger i inconsistent, la publicitat, fins i tot abans de voler convèncer i incitar al consum, es designa amb immediatesa com a publicitat: el mitjà publicitari té com a primer missatge el propi mitjà, la publicitat és aquí metapublicitària. És aleshores quan les categories d’alienació i ideologia deixen de ser operatives: hi ha un nou procés en curs que, lluny de mistificar amagant els seus ressorts, es presenta com a “mistificació” en anunciar proposicions que anul·len per si mateixes el seu índex de veritat. De manera que la publicitat no té molt a veure amb les funcions tradicionalment imputades a la ideologia: ocultació d’allò real, inculcació de continguts, il·lusió del subjecte. [...] La societat de l’hiperconsum és la tercera etapa històrica del capitalisme consumista, estant íntimament lligada la hiperpublicitat a l’hiperconsum”. Gilles Lipovetsky, La era del vacío. 

 

La lectura dels textos anteriors, emmarca amb molta claredat i nitidesa el projecte que presentem, que consisteix en un vídeo en el qual diferents presentadors/es de programes televisius donen pas a la publicitat de manera ininterrompuda i, a mode de transició, apareix la marca que hem creat. Hem tingut molt presents durant tot el procés les aportacions del psicoanàlisi, de les psicologies experimental, conductivista, de la gestalt i la resta de ciències socials, amb la finalitat de crear una necessitat, que només es podrà satisfer mitjançant el seu consum. 

 

Amb aquestes tàctiques i procediments persuasius esperem aconseguir el triomf de la marca com a món, i que el seu consum esdevingui una forma d’existència. Consulteu els nostres productes a la pàgina de Facebook: Fem una pausa i tornem. 

“La televisió construeix una altra realitat en aparèixer inseparablement unida a una quotidianitat alienada. El funcionament de les pràctiques televisives reflecteix l’organització de l’economia capitalista. La televisió, més que cap altre mitjà comunicatiu, explica les relacions de força, les seves modificacions i els continus reajustaments. [...] La rendibilitat màxima és la preocupació central de gestors i anunciants; això implica que la audiència sigui atreta i retinguda. La cerca prioritària d’índexs de públic inevitablement converteix els missatges en articles de consum. [...] Ideologia, publicitat i propaganda estan internament lligats en un joc en el qual hem escollit com a representants aquells comunicadors que donen pas als espais de publicitat que els mantenen. [...] La televisió no és solament missatges i mercaderies, és sobretot, la praxi de reproducció del sistema. Nivell econòmic i nivell ideològic es reforcen en un permanent reajustament. [...] Són els mitjans els que construeixen la nostra realitat representant-la; allò que queda al marge gairebé no té consistència i, per descomptat, transcendència. El nostre món és un món mediàtic. Blanca Muñoz, Theodor W.

 

2016

Onofre Bachiller

El calendario “2016”, perteneciente a la serie “365 días” de Onofre Bachiller, ha sido realizado para “Corpus Delicti 2, 

Incomunicación y telebasura” en edición de 150 ejemplares, númerados del 1 al 150. 

“2016” es la segunda serie, perteneciente al proyecto “365 días” iniciado en 2011, año en el que Onofre Bachiller empieza a reflexionar sobre la imagen pública y privada, lo que mostramos o lo que deseamos mostrar. En el mismo, recoge fotográficamente la basura que produce durante un año. 

 

Cuando observamos con detenimiento lo que puede parecer a simple vista como un ejercicio metódico lleno de banalidad, se convierte en un acto de generosidad enorme por parte del fotógrafo. Onofre nos muestra en esta serie, sus preferencias de compra, lo que lee, las exposiciones que visita, a fin de cuentas sus gustos, o mejor dicho: él mismo. Donde las instantáneas se convierten casi en autorretratos diarios que no solo nos muestran el paso del tiempo sino la propia intimidad del artista. 

Quizás en nuestros propios deshechos esté la conformación y confirmación de nuestra personalidad. La verdad de lo que somos. Y en este acto de recogida y documentación nos transporta a la contemporaneidad más absoluta. Los bodegones del XVI se han convertido en la basura del XXI, creando nuevas formas de pensamiento donde la literalidad no está exenta de poética. 

 

Hablando con Onofre, me explicaba como fotografiando su propia basura había ido cambiando su comportamiento de consumo intentando que fuera más sostenible. Tomando autoconsciencia de la huella ecología que personalmente produce. Este hecho es lo que también le da un interés especial a esta serie. En la que el arte nos ayuda a reflexionar, convertido en espejo, sobre nuestra existencia. 

 

Antonio Luque

Equipo de redacción: Dirección: Antonio Luque, Director de contenidos: Francesc Roig, Directora de redacción: Lídia Porcar.

Corpus Delicti Magazine se realiza con el apoyo de La Grey, espai de creació contemporània

Todas las imágenes y textos aparecidos en la misma son propiedad y responsabilidad de sus autores.

Corpus Delicti. Sant Llorenç, 3. 43003 Tarragona. corpusdelictiinfo@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now